Noticias
EL GOBIERNO TENDRA QUE PONER A DISPOSICION DE LAS TELECOS LA BANDA DE 700 MHZ
22/03/2017
El Gobierno español deberá poner a disposición de los operadores de telecomunicaciones móviles, es decir Movistar, Orange y Vodafone -e incluso algún otro operador, como MásMóvil o Euskaltel-, las frecuencias radioeléctricas de la banda de 700 megahercios (MHz) -conocida como segundo dividendo digital- en 2020, sin aplicar el periodo de gracia de hasta dos años más, es decir, hasta 2022, que Bruselas había fijado inicialmente. Esta banda de frecuencias se usará para prestar servicios del 5G, la nueva tecnología de acceso móvil a Internet, que promete velocidades hasta 10 veces superiores a las que se consiguen con el actual estándar 4G.

Hasta el momento, no se sabía con exactitud cuál era la fecha que estaba barajando el Gobierno español para entregar esta banda de frecuencias, que ahora está ocupada parcialmente por las emisiones de la Televisión Digital Terrestre (TDT), a las compañías de telecomunicaciones, como establecen las directrices de la Unión Europea.

De hecho, el ministro responsable del área, Álvaro Nadal, titular de Energía, Turismo y Agenda Digital, señaló recientemente que no estaba decidido y que, "si adjudicamos demasiado pronto el segundo dividendo digital, supone quitarle recursos a los operadores, y si lo hacemos demasiado tarde, retrasamos al país".

Sin embargo, ya se sabe que España no podrá retrasar la entrega de estas frecuencias a las empresas de telecomunicaciones a pesar de que sería lo que desearían las cadenas de televisión, que están utilizando ahora estas frecuencias y que preferirían que su traspaso a las telecos se produjese lo más tarde posible.

La obligación de entregar a las telecos el segundo dividendo digital como muy tarde en 2020 deriva de la imposibilidad por parte del Gobierno español de acogerse a los supuestos, muy específicos, que se han fijado para amparar el retraso de dos años. Tras su paso por el Parlamento Europeo, el documento que establece las razones que podría argumentar cualquier país para activar el periodo de retraso se han restringido mucho y, de hecho, no son aplicables en el caso español y no serían admitidas por Bruselas.

De esta forma, las frecuencias de la banda de 700 MHz estarán en manos de los operadores de telecomunicaciones en 2020 aunque, en estos momentos, no es un panorama que satisfaga especialmente a las propias telecos, que no quieren tener que hacer frente demasiado pronto al fuerte desembolso que tendrán que pagar por ellas.

Cuantía
En el verano de 2011, cuando se licitó el primer dividiendo digital -la banda de 800 MHz-, las tres operadoras que se lo adjudicaron, Movistar, Orange y Vodafone, tuvieron que pagar por él casi 1.305 millones. Nueve años después, en 2020, es previsible que ese precio haya subido y que cada operador deba pagar, al menos, 500 millones por las frecuencias del segundo dividendo digital, hasta alcanzar unos 1.500 millones.

En cualquier caso, estas frecuencias de la banda de 700 MHz no son las únicas que se van a usar para el 5G, aunque sí las mejores, porque cubren más territorio con menos antenas y penetran mejor en los interiores de los edificios.

Pero disponiendo de otras, que ya están en poder de las telecos, las operadoras se resistirán y querrán retrasar al máximo el desembolso multimillonario. Además para 2020, el estándar tecnológico del 5G estará recién aterrizado y el parque de terminales y teléfonos que podrán aprovecharlo será aún bajo.